Sesión de embarazo con WabiSabi Kids

Sesión de embarazo con WabiSabi Kids

Hace un mes aproximadamente hice una lista de tareas pendientes y «caprichos» de embarazada que tenía propuesto cumplir antes de salir de cuentas. 

La semana pasada pude tachar de la lista uno de estos «caprichos». Os cuento:

Algo con lo que me quedé con ganas en mis otros dos embarazos por falta de tiempo fue hacerme una sesión de fotos de embarazada. Es cierto que me hice alguna foto en casa para recordar mi barriga y formas de embarazada pero nada digno de enseñar y lucir a cualquiera por lo que, esta vez que cuento con un poco más de tiempo, tenía muchas ganas de poder hacer una buena sesión de embarazo con mis dos niños, mi barriga y el bosque de fondo.

Algo que recordar siempre, mi tercer embarazo, yo, bien arreglada (aunque fuera por un rato) y con mis dos pequeños mimando a su mami y a su futura hermanita. 

En este caso confié 100% en WabiSabi Kids y en sus dos profesionales fotógrafas Sarah y Saray.

Lo primero que me llamó la atención de su empresa fue su curioso nombre: WabiSabi, término japonés que significa buscar la belleza en las imperfecciones para llegar a ser realmente feliz. Como nos cuentan sus fundadoras, lo que nos hace diferentes es lo que nos hace más bellos para inmortalizar y, con el paso del tiempo, poder recordar.

La mitad de WabiSabi es Sarah, una joven empresaria que ya contaba con su estudio fotográfico y con una clientela fija que siempre confiaba en ella para sus sesiones de navidad, comuniones, Smash Cakes, sesiones de Newborn e incluso bodas.

El otro 50% lo compone Saray, una madre de dos niños que también trabajaba en solitario y con estudio propio.

En un curso de iluminación se conocieron, conectaron al instante y decidieron seguir su camino juntas. 

Lo mejor es que cada una tiene su propio estilo (ambos muy profesionales) por lo que pueden realizar casi cualquier tipo de foto que sus clientes quieran (natural y creativo, posado, colores claros, neutros, o más vivos y con mucho atrezzo por ejemplo). Para todas sus sesiones es posible hacerlas en el estudio o, por el contrario, en exterior. Incluso, dependiendo de la sesión se puede hacer una combinación de ambas.

Pero volvamos a mi experiencia: Decidí llevar varios vestidos míos, la mayoría algo apretados (¡¡¡y que aún me cabían!!!) para marcar formas y alguno un poco más ancho pero que también se apreciara la barriga. Si no queréis llevar vuestra propia ropa Sarah y Saray también cuentan con una variedad de vestidos especiales para las sesiones de embarazadas.

Para hacer la sesión, lo mejor es estar entre la semana 30 y la 36 de embarazo como máximo (antes es pronto para lucir una buena barriga y más tarde ya nos sentimos bastante más pesadas e hinchadas).

En mi caso, dentro de la semana 33, hicimos algunas fotos yo sola con varios vestidos y luego se unieron mis niños a la sesión. 

No pensé que quedarían tan bonitas ya que mis piernas comienzan a estar algo hinchadas y empiezo a sentirme cansada pero nada de eso se notó en el resultado y no puedo dejar de ver las fotos y enseñar a todos nuestros conocidos.

Ahora, tengo inmortalizado para siempre el momento en el que pronto mi tercer bebé vendrá al mundo, sus hermanos están aquí también para cuidarla y mami parecía que siempre estuviera guapa y digna durante todo el embarazo.

Os recomiendo, sin duda, el poder haceros una sesión de este tipo. ¡No os arrepentiréis!

WabiSabi Kids

(Estudio en Bellaterra, Barcelona)

Web: www.wabisabikids.cat

Email de contacto: infowabisabifotografia@gmail.com

Instagram: @wabisabi_kids