Papá está conectado

Papá está conectado

Una historia muy a la orden del día sobre madres y padres “virtuales”. Dedicado a todos aquellos adultos que por culpa del móvil o el ordenador viven en un mundo paralelo fingido y se pierden la realidad de su vida real. Puede que con este cuento alguien se dé por aludido y reaccione.

El cuento relata la historia de una familia de pingüinos compuesta por una madre, un hijo y un padre que, desde que se levanta por la mañana está delante del portátil y su vida está dentro del ordenador: solo habla de la cantidad de amigos que tiene por Internet, mira la prensa digital, contesta emails, etc.

Su vista está puesta siempre en el ordenador y su mente solo está en Internet por lo que se pierde todo lo que pasa a su alrededor: A su mujer no le hace caso, comienza a ser peligroso ir por la calle con él ya que no mira lo que tiene delante suyo y, su hijo (el narrador de la historia que intenta explicar y justificar la vida de su padre) no puede ni hablar con él porque sus preguntas siempre quedan sin respuesta y su padre ya no tiene ni un minuto para dedicarle.

 

 

De repente, un día, el papá pingüino se queda sin conexión….

Debido a que la historia es relatada por el hijo de la familia, el lector empatiza con el pequeño, el cual llega a sentir abandono y no entiende porqué su padre ya no es el que era.
Una oportunidad perfecta para reaccionar e intentar aprovechar el tiempo con nuestros niños ya que, es ahora cuando nos necesitan. Arrepentirse cuando ya son mayores no sirve de nada…