Museo de las Ciencias Naturales (Museu Blau)

Museo de las Ciencias Naturales (Museu Blau)

Durante estos días, estamos aprovechando para hacer planes urbanos y disfrutar de las opciones que nos ofrece la ciudad.

Una de las actividades permanentes que me gustaría recomendar es la del Museo de las Ciencias Naturales de Barcelona, concretamente el Museu Blau situado en el espacio del Parc del Forum.

Se trata de un museo muy educativo en donde tanto mayores como pequeños hemos aprendido sobre el mundo animal, vegetal y mineral.

Dentro del museo, en el punto de información, venta de entradas y ayuda al visitante, hay un espacio de taquillas donde poder guardar chaquetas, mochilas, e incluso carritos de bebé. También están situados los baños en la misma zona y así los niños pueden acceder a ellos antes de comenzar la visita, prevenir una urgencia en medio de la visita y no acabar corriendo por todo el museo con el niño a modo de saco de patatas en busca del baño perdido…

El Museo está dividido en varias secciones:

-Exposición Océanos: Es una exposición sobre el mundo marino concentrado en una sala envuelta de pantallas con proyecciones e información acera de los seres y microorganismos que habitan en el agua. Al acabar dicha exposición el museo tiene habilitado un pequeño espacio para que los pequeños pinten algún dibujo de animal acuático y una pequeña biblioteca dedicada a libros sobre esta temática.

-Exposición permanente sobre las especies animales: Es el espacio más amplio del museo que ocupa varias salas en donde se encuentran los animales expuestos en vitrinas y divididos por temáticas tipo: animales mamíferos que vuelan, aves, crustáceos, etc.

-Rocas y minerales: Se exponen todos los minerales y rocas de los cuales se compone la tierra. También hay mucha información interesante sobre cada tipo de mineral, su composición o de que parte del mundo provienen.

-Plantas: Sala dedicada a todos los seres vegetales de la tierra.

Además de todo esto, en el museo hay un pequeño espacio llamado el Nido de la Ciencia. Se trata de una actividad gratuita para los más pequeños de experimentación e investigación (se debe reservar en las taquillas de la entrada) Durante media hora los pequeños pueden pasear libremente e investigar los esqueletos de algunos animales mediante radiografías, tocar huesos y pieles de animales, que planta aromática se esconde en unas bolsitas de tela a través del olfato, etc.

 

Y, como no, una tienda de souvenirs en la cual no se debe entrar por obligación antes de salir a la calle (como pasa en otros museos…)

Antes de ir al museo, me estuve informando de todo lo que nos encontraríamos y les hice a los niños un cuadernillo para cada uno con fotos de diferentes animales para que los buscaran por el museo como si se tratasen de investigadores. Les encantó la idea y pasaron un buen rato con su búsqueda.