Móvil colgante de hielo y flores

Móvil colgante de hielo y flores

Llega la primavera y con ella el frío va desapareciendo, el calor del sol nos comienza a llenar de energía y la naturaleza florece de nuevo.

Para dar la bienvenida a la primavera, os proponemos una actividad en familia donde utilizaremos elementos naturales como son flores frescas y hojas verdes para crear un móvil colgante y dejarlo en el bosque o campo.

La base de vuestro móvil estará hecho a partir de un molde de hielo que se irá derritiendo con el calor del sol e irá dando paso a las flores frescas y hojas que hay en su interior. Finalmente, esas flores y hojas caerán en la tierra y terminarán siendo semillas y abono. Así, nuevas plantas y flores crecerán esta primavera.

Esta manualidad deberá realizarse en dos momentos diferentes ya que habrá que esperar a que el agua de los moldes se congele. Sin embargo, es muy sencilla de hacer incluso para los más pequeñxs.

Para nuestros móviles colgantes de hielo necesitaremos:

-Flores frescas de varios colores y hojas verdes (en cuanto al tamaño, tendréis que tener en cuenta que no deberán ser más grandes que el tamaño de los moldes)

-Moldes de silicona (son los más sencillos para que después los niñxs puedan sacarlos con facilidad)

-Agua

-Hilo o cuerda (es muy importante que el hilo o cuerda sea 100% compostable o, por el contrario, esperad a que los móviles se derritan y recoger la cuerda. La idea de interactuar con elementos naturales NO tiene porqué estar relacionada con ensuciar más la naturaleza).

En un primer paso los pequeñxs recortarán las flores y comenzarán a meterlas en los moldes para realizar sus creaciones artísticas. Pueden poner los tallos, solo los pétalos, las hojas… Todo lo que imaginen.

Cuando ya tengan sus moldes listos (entre dos y tres moldes por móvil es suficiente), podrán llenar los moldes con agua.

Después, es el momento de poner la cuerda para unir cada punto del móvil colgante. Hay que tener en cuenta dejar un trozo de cuerda más largo de lo normal en la parte superior del móvil ya que es en ese tramo donde haremos un nudo o lazo para colgarlo a un árbol. De molde a molde, bastará con unos 6-8 cm de cuerda. Una vez montado el todo el móvil colgante, con cuidado, se meterá en el congelador comprobando que la cuerda sigue dentro del agua y queda todo unido.

Una vez congelada el agua, se sacarán los moldes. Nuestro móvil colgante de hielo con flores frescas ya estará listo.

Es el momento de aprovechar una excursión para colgarlo en el bosque y hacer un pícnic al lado mientras observamos cómo el sol deshace el hielo y van cayendo las flores. Para poder ir al bosque con el móvil congelado, podéis aprovechar una hielera pequeña donde llevarlo y si la cuerda o hilo que habéis puesto no es 100% compostable, deberéis esperar a que terminen de deshacerse para recoger la cuerda y no dejarla allí.

Además de tratarse de una manualidad sencilla y que nos acerca a la naturaleza debido a la utilización de estos elementos naturales, nos despedimos del invierno mientras el hielo se deshace y damos la bienvenida a la primavera con las flores frescas a las que da paso.

Anaís Mamma Bear