Mariposas silvestres con hojas

Mariposas silvestres con hojas

Al estar entre bosques y campo durante todo el verano nos hemos planteado incorporar en nuestras manualidades elementos que nos proporciona la naturaleza.

La manualidad que os presentamos hoy es muy sencilla y nos sirve posteriormente como decoración de la habitación de los peques o simplemente para jugar. Se tratan de mariposas silvestres hechas con hojas de árboles o arbustos.

 

Materiales:

-Ramitas

-Hojas de árboles o arbustos (pueden ser secas o verdes)

-Cartón

-Pinturas acrílica o tipo témpera

-Pinceles

– Pistola de silicona o cola blanca

-Tijeras

 

El primer paso y más importante es ir de excursión al bosque para encontrar nuestra «materia prima». No os centréis solo en buscar los materiales para la manualidad. Dejado que los niños jueguen mientras buscan, que imaginen, que descubran. Tomadlo como una excursión relajada. Incluso, si os habéis preparado, podéis hacer la manualidad completa en el bosque y así podrán jugar con ella en un entorno natural. En nuestro caso así lo hicimos y nos llevamos todos los materiales al bosque. En este caso tuvimos que usar cola blanca en vez de pistola de silicona. Se secó más lentamente pero en casa ya rematamos con la silicona líquida.

Cuando ya tenemos escogidas nuestras hojas y ramitas comenzaremos pintando las hojas con la pintura acrílica o témperas y usando los pinceles. Lo mejor es escoger pinturas de tonos fuertes y llamativos para que resalten encima del color de las hojas. Es aquí cuando los peques pueden escoger los dibujos que más les gusten para decorar las alas de su mariposa. En nuestro caso escogimos formas y figuras étnicas.

Después de que las hayan pintado dejamos secar y mientras tanto toca hacer el cuerpo de nuestra mariposa. Con un trozo de cartón recortamos dando la forma deseada incluyendo la cabeza. En nuestro caso usamos el cartón de un rollo de papel higiénico porque era la medida exacta del tamaño que queríamos que fuera nuestra mariposa. Con la misma pintura que han pintado las alas podrán pintar el cuerpo y la cara del insecto. Dejamos secar unos minutos ya que el cartón es muy absorbente y secará rápido.

El tercer paso será el de pegar nuestras alas al cuerpo con pistola de silicona si queréis que el secado sea instantáneo y estáis en un lugar con enchufes o con cola blanca aunque el secado será un poco más lento. También será el momento de incorporar las ramitas de madera a modo de antenas para nuestra mariposa.

Finalmente ya tendremos nuestra mariposa silvestre lista para jugar, volar con ella o decorar su habitación.

 

Anaís Mamma Bear