Imprescindibles para la llegada del bebé (Accesorios)

Imprescindibles para la llegada del bebé (Accesorios)

Como últimos imprescindibles para la llegada del bebé habrá que comprar varios accesorios que, seguro, necesitaremos en un momento u otro.

Con nuestra hija, al 5º o 6º mes ya los teníamos todos (por si acaso el parto se adelantaba como 4 meses… Cosas de primerizos…)

Con el segundo, hasta dos o 3 semanas antes de la fechas del parto no acabamos de comprarlo todo… (Cosas de padres ocupados y demasiado confiados…)

Ni tanto ni tan poco… Lo mejor sería tener todas estas pequeñas cosas listas a los 8 meses máximo (incluyendo la bolsa preparada para el hospital).

Como “accesorios”, nos referimos a  lo siguiente:

-1.Pañales, pañales y pañales:

Tanto si decidís usar pañales de tela o desechables, necesitaréis tener un buen arsenal preparado para la llegada del bebé. Sobre todo los primeros meses, usaréis una cantidad de pañales incontables…

A no ser que vuestro bebé nazca prematuro, yo no recomendaría pañales de la talla 1 ya que, o ya no les servirán cuando nazcan, o al cabo de dos o 3 semanas se les quedarán pequeños y puede que os quedéis con pañales de sobra que no podréis usar (y no son baratos…)

Yo empezaría ya por la talla 2. Aunque al principio haya que ajustárselo un poquito más, después les quedarán perfectos.

Para guardarlos, podéis usar una pañalera, una cesta o incluso guardarlos en la cómoda para la ropita del bebé.

  1. Bodys, pijamas, gorritos y baberos:

Aunque tengáis ropita de arreglar para vuestro bebé, al principio, casi siempre usaréis pijamitas de una o dos piezas (tipo chándal), porque es lo más cómodo para ellos y también para vosotros en cuanto a cambiarlos se refiere.

Para el tema bodys, necesitaréis muchos, muchísimos y siempre habrá que llevar de repuesto ya que nuestras pequeñas personitas se manchan constantemente (vómitos, algún pipi o caca que se sale de su sitio…Mejor no seguir con ejemplos)

Los mejores, de algodón 100% y con corchetes (fáciles de poner y quitar).

También, al principio, hará falta algún gorrito (aunque sea verano) ya que la temperatura corporal de los bebés no es la misma que la del tiempo y en la cabecita y orejas pasan un poco de frío (Siempre calentitos).

Una colección de baberos siempre viene bien.

  1. 3. Para el cambio de pañal: Crema para el culito o polvos de talco, toallitas húmedas y toallitas de tocador, esponja, mini barreño y cambiador con el interior de plástico.

Cada vez que se cambie el pañal al pequeño/a habrá que limpiar bien la zona. Lo mejor en casa es con agua templada en un pequeño barreño y una esponja. Secamos con una toallita pequeña (de las de tipo tocador) y sobre todo, habrá que poner cremita en la zona del pañal ya que su piel es muy sensible. El bebé deberá estar encima del cambiador por si surge alguna “sorpresa” en el minuto y medio que dura el cambio de pañal.

Si preferís usar polvos de talco, mucho cuidado con los vapores que suelta el talco ya que se pueden meter en los pulmones del bebé. No hay que alarmarse, pero mejor ir con cuidado.

Si estamos fuera de casa, podemos usar las toallitas húmedas (más cómodo) pero tampoco recomendaría usarlas en exceso para no resecarles la piel.

  1. Para el baño: Capa o toalla de baño, jabón, body milk o aceite de coco, tijeritas o corta uñas y cepillo para el pelo.

Es importante que el bebé tenga su propia capa o toalla de baño. También necesitaréis un jabón para el cuerpo. Podéis usar el mismo para lavarle el pelo aunque es mejor solo lavarlo con agua.

Después del baño, podéis ponerle un poco de loción para el cuerpo tipo Body Milk, o, en nuestro caso, usamos aceite de coco y aprovechamos para hacerle un masaje.

También serán necesarias una tijeritas o cortaúñas ya que a los bebés les crecen muy rápido (a modo garras de águila) y sin querer, se pueden arañar.

  1. Arrullo, mantita o muselina: Siempre necesitaremos a mano un arrullo o mantita para arropar al bebé cuando le saquemos del cuco o de la cuna para que no se queden fríos con el cambio de temperatura.

También podéis usar la misma mantita si os queréis tapar vosotras (de manera natural) mientras dais el pecho en algún lugar público y sentís que necesitáis intimidad.

Si es una muselina, la podéis usar para tapar un poco el cuco si el bebé se ha dormido y le da el sol de cara (no taparlo entero para que el bebé pueda respirar bien)

  1. Biberones y chupete (opcional): Si decidís dar el chupete a vuestro bebé, necesitaréis un par, como mínimo. Existe un agujero negro en el universo en donde deben estar todos los chupetes que pierden los bebés y que nunca más aparecen). Los hay por tallas y de silicona o látex (a vuestra elección). Si decidís darle el biberón, necesitaréis dos biberones también además de la leche en polvo y un termo para tener siempre a mano agua caliente y poder hacer la mezcla del biberón.

En general, estas son las pequeñas cosas que iréis necesitando desde que nacen vuestros pequeños. Más adelante, hará falta algún que otro accesorio más pero, de momento, éstos son los más esenciales y también los que realmente nos hicieron falta a nosotros. Espero que sean de ayuda.