Huevos de Pascua decorados con papel de seda

Huevos de Pascua decorados con papel de seda

Es tiempo de Pascua y hoy en día la tradición de decorar huevos en tan señaladas fechas ha llegado a la mayoría de nuestras casas. Hoy os proponemos una actividad donde los más pequeños de la casa trabajarán la destreza manual, motricidad fina y concentración a la vez que se divierten viendo cómo queda su creación de Pascua.

Se trata de una manualidad donde se mezcla la técnica del collage y papel maché o decoupage.

Y es que decoraremos huevos de Pascua utilizando papel de seda cortado a trozos y pegado con pegamento o silicona líquida o cola de decoupage. Si escogemos colores vistosos y diferentes estampados en el papel de seda, las creaciones podrán ser dignas de lucir como decoración de casa en esta semana santa.

Materiales:

-Huevos de gallina

-Papel de seda de diferentes estampados, colores (o papel de decoupage)

-Pinceles

-Silicona líquida o cola de decoupage

Para que los huevos puedan permanecer tiempo en casa como elemento decorativo será imprescindible vaciarlos para solo aprovechar la cáscara. El adulto deberá coger una aguja (no demasiado fina) para hacer una incisión en la parte superior e inferior del huevo de gallina. De estas dos incisiones, intentaremos, con cuidado, hacer cada agujero un poco más grande ayudándonos de la misma aguja. Para poder sacar la yema y la clara del interior del huevo deberemos soplar muy fuerte por uno de los extremos donde hemos hecho el agujero para conseguir que todo el contenido salga por el agujero hecho del lado opuesto (muy importante situar un bol debajo del huevo para que pueda caer todo el contenido).

Los peques pueden intentar vaciar el huevo pero es probable que los adultos tengamos que ayudar.

Cuando los huevos ya están vacíos por dentro podremos comenzar la manualidad cortando a trozos el papel de seda. Utilizando la cola líquida los niños y niñas irán pegando cada trocito al huevo sin apretar demasiado con el pincel para no romper el papel ya que pasará a ser más frágil al humedecerse. Si la cola es demasiado espesa, podéis mojar en agua el pincel de vez en cuando. Seguid con el mismo proceso hasta rellenar por completo toda la superficie de la cáscara del huevo. Las creaciones serán originales a libre elección del pequeño o pequeña.

Pueden mezclar colores, estampados o decorar cada huevo de un solo color y al juntarlos todos, creen una paleta de diferentes colores. Es posible que se tenga que añadir un par de capas de papel de seda para que el color quede más reforzado. De lo contrario, puede que se mezcle el color del papel con el de la cáscara del huevo.

Una vez decorados todos los huevos esperaremos a que se sequen (con una hora aproximadamente es suficiente) y ya tendremos listos nuestros huevos de Pascua decorados de una forma muy sencilla pero con un resultado muy decorativo.

Anaís Mamma Bear

.