Huertos de Can Cadena

Huertos de Can Cadena

El parque de Sant Martí se construyó alrededor de los huertos que ocupaban la mayor parte del distrito y de su masía: Can Cadena.

Actualmente, en el parque podemos encontrar pistas de baloncesto, de petanca, mesas de ping pong, zona para perros , área de juego infantil y, lo que más singularidad le da al espacio: Los huertos y pequeña granja de Can Cadena.

Cada sábado, domingo y festivos, de 10 a 14hrs de forma gratuita, se abren las puertas a Can Cadena, una antigua masía catalana con campos de cultivo y zona de granja. Actualmente, la masía está cerrada al público pero la zona de huertos y la granja están disponible para todos los visitantes.

Can Cadena, actualmente de propiedad municipal, cuenta con una aula de formación en agricultura ecológica ofrecido a las escuelas por parte de Parcs i Jardins.

En la zona de la entrada encontramos gran diversidad de vegetación, aromáticas y flores como reclamo para todos aquellos insectos imprescindibles para la naturaleza, así como un hotel de insectos construido con cañas, piñas, ladrillos, ramitas y pequeñas celdas de madera. Se trata de un espacio “artificial” que intenta compensar la falta de huecos naturales como ayuda para que puedan construir sus celdas (y posterior descendencia).

La parte de los huertos está sectorizada por parcelas donde, durante la semana se trabajan cada una de ellas (con apoyo de espacio para guardar las herramientas y abono para dar nutrientes a la tierra).

Dependiendo de la estación del año en la que decidamos visitar los huertos encontraremos unos productos de temporada u otros. Así es muy sencillo apreciar lechugas, cebollas, alcachofas, tomates, aromáticas, etc.

En la parte más posterior de los huertos encontramos tres espacios diferenciados con varios animales de granjas para recordar la vida de una masía de campo pero con la singularidad de que nuestro entorno es de lo más urbano.

Un par de familias de cabras, ocas y gallinas son el mayor reclamo para los pequeñxs de la casa. En nuestra familia evitamos al máximo los Zoos o granjas de explotación, pero debo reconocer que, aunque la idea principal del plan sean los huertos, la zona de los animales es la más exitosa de la visita para niños y niñas.

Finalmente, un espacio con dos mesas y bancos de madera son el lugar perfecto para terminar con un mini pícnic de media mañana.

Antes de volver a casa, os recomendamos acabar la jornada jugando en la zona infantil del parque de Sant Martí rodeado por tierra, columpios y un gran castillo de madera y toboganes.

Masía de Can Cadena:

C/ de Menorca, 25

08020 Barcelona

Anaís Mamma Bear