Granja Aventura Park

Granja Aventura Park

Este sábado pasado hemos aprovechado para ir a una de nuestras granjas favoritas y que quiero recomendar a todas las familias que les guste el contacto con la naturaleza y los animales. Se trata de Granja Aventura Park. Es mucho más que una granja de animales. Es un espacio muy amplio dividido en diferentes secciones en donde podemos encontrar un circuito de aventuras para niños de 1 a 4 años, otro de 5 a 7, y otro, a partir de 7años. También cuenta con un circuito de troncos para cualquier edad.

 

 

 

En cuanto a la granja, se pueden ver a los animales en cualquier momento, ya que están en cercados abiertos para los visitantes. Hay horarios en los que los granjeros les dan de comer con ayuda de los niños pero, en general, se pueden visitar en cualquier momento. Hay ovejas, cabras, patos, cerdos, gallinas y gallos, una vaca, conejos, coballas, tres caballos, un poni, y tres perros guardianes que cuidan de todos los animales de la granja.

Además, tienen un recinto en donde enseñan animales exóticos y de alrededor del mundo tales como serpientes, chinchillas, dragones australianos (tipo iguanas), etc. En este espacio, los guías explican muchas curiosidades y aquí no solo aprenden los niños…

También cuentan con un huerto de plantas aromáticas y verduras de temporada. Es en ese espacio donde permanentemente hacen un taller para que los niños planten un brote de lechuga en un vasito decorado por ellos. Así luego pueden comenzar en casa su propio huerto urbano.

En cuanto al espacio para comer, justo al lado de la entrada tienen un bar-restaurante con mesitas al aire libre en donde se puede encargar la comida (hamburguesas, patatas fritas, croquetas, etc.) La primera vez que fuimos, como no sabíamos muy bien cómo sería, no llevamos comida así que, la encargamos allí y comimos en el bar-restaurante. Ahora ya nos llevamos nuestra propia cesta de picnic ya que también cuentan con espacio de merendero por todo el recinto, en donde los peques pueden jugar también libremente ya que tienen zona de parque con arenero, un castillo gigante hecho con cajas de plástico y mesitas para pintar con dibujos de los animales que ven en la granja. También hay una pequeña caseta-bar donde comprar alguna bebida (para mí siempre cae un café con leche al mediodía para poder seguir el ritmo de los niños durante unas horas más en el parque).

 

 

Siempre pasamos un día bien completo y muy divertido en familia. Los niños no paran de jugar, les encanta estar con los animales, admirar todas las verduras del huerto y admirar las fases de crecimiento. Tampoco paran de saltar entre piedras y troncos y, al final, acaban subiéndose por todo árbol que encuentran a su alcance.

Debo mencionar el personal tan increíble que tienen, súper amable y profesional, ayudando siempre en todo lo que pueden. ¡Y nunca pierden la sonrisa!

Aunque también nos gusta conocer otras granjas, siempre que podemos, nos encanta pasar el día en ésta.

Por si fuera poco, los niños de hasta 3 años tienen la entrada gratuita (habrá que llevar la documentación para que lo comprueben).

Ahhh… y también tienen un espacio para celebraciones de cumpleaños y, en fechas señaladas como Navidad o La castanyada, hacen actividades especiales para todos los visitantes.

La vuelta en coche a casa también es maravillosa: En cuanto salimos del recinto, los niños quedan automáticamente dormidos en sus asientos.

Recomendación: Si podéis evitar los carritos, mucho mejor. Toda la zona es de piedras y hay algunas cuestas. Si lo necesitáis para que los niños duerman la siesta, podéis salir en cualquier momento del recinto para cogerlo del coche y mientras estáis en la granja iréis más libres.

 Contacto

Dirección
Camí Ral de Suro, Finca Número 2
08232 Viladecavalls. Barcelona

Tel. +34 93 013 69 73 / +34 635 048 965