Experimento: Flores blancas teñidas de colores

Experimento: Flores blancas teñidas de colores

Hoy traemos un experimento súper sencillo de hacer pero que para los niños más pequeños resulta mágico en su resultado: Se trata de teñir flores blancas echando colorante al agua del jarrón en donde estén puestas. Después, en un solo día, cambiarán los pétalos al color del colorante que se les ha echado.

Para ello necesitamos:

-Flores blancas (no importa si son margaritas, claveles, etc… En nuestro caso, usamos margaritas porque es lo más económico que encontramos ese día…)

-Frascos transparentes o jarroncitos (Nosotros usamos vasos de tubo ya que no son muy altos ni anchos y así los niños pudieron manipularlos mejor)

-Washi tape para decorar los vasos o jarroncitos.

-Colorante alimentario de varios colores (Recomendación: No usar los colorantes que venden en los supermercados en mini tubos. Esos no funcionan y lo decimos por experiencia. Habrá que usar los colorantes en formato líquido que son especiales para cupcakes, tartas y fondant… Es decir, los que manchan y tiñen toooodo lo que tocan).

  1. En primer lugar lo mejor es que los niños se sienten a decorar los vasos o jarroncitos con la cinta Washi Tape. Así empiezan a relajarse y (en teoría) estarán más tranquilos en el momento de usar el colorante y no “liarla” (repito, en teoría…)

2. Cuando los vasitos o jarrones estén bien bonitos o “como queden” (véase que unos envuelven el vaso entero de cinta y no importa que les haya dicho que tiene que verse luego el agua de color… Mientras otros utilizan los 5 metros de cinta que viene en el rollo para meterlo todo dentro del vaso y estrujarlo bien para que pueda entrar más cinta aún…), pues es entonces el momento de llenarlos de agua tibia e ir echando colorante. Unas 30-35 gotas será suficiente aunque, con la emoción, nosotros acabamos con la mitad del bote en el agua. Mezclamos con una cucharita (aquí es muy importante que el colorante sea alimentario porque lo más probable es que los pequeños acaben bebiendo un poco de la mezcla (¡No lo pueden evitar!)

3. Después tendremos que cortar un poco el tallo de las flores a la altura de los jarrones y en diagonal para que el tinte sea mejor absorbido por la flor.

4.Con un poco de paciencia deberemos esperar para comenzar a ver la magia. En nuestro caso, comenzaron los pétalos a cambiar de color a las 2 horas aproximadamente (probablemente porque nos pasamos de medida) pero, normalmente, en un día o dos quedarán perfectos.

Solo tardaremos unos 15 min en tener el experimento realizado y, después de 24hrs, nuestras flores de colores podrán lucirse en casa o regalar a quien más queramos.

Para los más pequeños será un experimento mágico. En cuanto a los más mayores, podemos aprovechar esta prueba para explicarles LA TRANSPIRACIÓN VEGETAL: es decir, el proceso que hacen las plantas y cómo el agua viaja a través de ellas por el tallo y hasta la flor.