Érase una vez Don Quijote

Érase una vez Don Quijote

El libro que menciono en el presente escrito relata uno de las obras más importantes e internacionales de la literatura española: Don Quijote de la Mancha, pero adaptada “a modo cuento” para los más pequeños.

Siendo adolescente, en el instituto ya me hicieron leer la obra completa y me encantó.

Sabía que algún día tenía que transmitirles las historias de Don Quijote a mis hijos pero aún me parecía demasiado pronto (sobre todo con el pequeño). Sin embargo, hace unos meses mi niña mayor vio un cartel de publicidad donde aparecían los 3 famosos molinos transformándose en gigantes (aunque parecían más Trolls, para que nos vamos a engañar…) y me preguntó sobre ello así que pensé que era el momento idóneo para relatarle el episodio de los Molinos-gigantes y aprovechar para hablarle de la figura de Don Quijote, Sancho Panza y Dulcinea. Para ella la historia le pareció muy caballeresca y se imaginó a una princesa preciosa, un caballero fuerte y un escudero valiente… (cuánta inocencia…)

Como empezó a preguntarme más aventuras sobre ese “noble caballero” y excepto alguna anécdota más, yo había borrado de mi memoria varios capítulos del libro (algo que me daba mucha rabia) y como tampoco quería inventármelas, como primera opción era volverme a leer los dos tomos bien gorditos de la obra pero tuve que descartarlo casi inmediatamente, así que decidí buscar alguna otra opción.

Era imposible que no hubiera una obra adaptada para niños (si hicieron una serie de dibujos, seguro que encontraba un libro para ellos).

Finalmente, la respuesta apareció en la biblioteca municipal.

Esta mini obra está más destinada para niños de 8-9 años pero para leer a los más pequeños, es genial ya que, es una lectura fácil y, sobre la marcha, os podéis inventar cositas o saltar aquellos detalles que no sean de vuestro agrado.

Además, en casi todas las páginas aparecen dibujos sobre la historia, así es mucho más ameno para los pequeños.

En las últimas páginas también cuenta con actividades sobre la comprensión lectora de los capítulos, por lo que es aún más completo como  libro.

Por todo ello, ahora volvemos a conocer todas las aventuras y desventuras de ese hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.