Crayon Rocks

Crayon Rocks

Debo decir que esta compra ha sido fruto de la desesperación de ver, una mañana, durante unos 30 segundos sin estar con los ojos puestos encima de mi hijo pequeño, cómo la pared de nuestro comedor se convertía en un collage de cera de color negro. Una cera que al parecer, es indestructible y ahora no me queda más remedio que volver a pintar ese trozo de pared. Además, con tantos colores cómo había en el estuche, tenía que ser el negro, el más oscuro de todos, y el que más se ve.

Ya hacía tiempo que había visto estas pinturas en varias jugueterías y librerías pero no me decidía a comprarlas porque me parecían algo caras.

Ahora, después de la nueva decoración que mi niño pequeño ha decidido incorporar en nuestra pared a modo de graffiti, me he decidido a comprarlas. Eso sí, comparando bien los precios porque he llegado a ver hasta 5 euros de diferencia por el mismo producto.

Son muy fáciles de usar, no manchan, no son tóxicas y, tengo que decir que he tenido que probarlo en la pared como prueba de fuego y, con una simple goma, se borra sin problemas.

Ahora, durante un tiempo, éstos van a ser nuestros colores favoritos y el escuche de ceras y rotuladores va a descansar unos meses, bien lejos del alcance de artistas en potencia.