Bebé Jefazo

Bebé Jefazo

El Bebé Jefazo (o cómo aceptar la llegada de un nuevo hermanito/a)

Hace un tiempo, fuimos al cine con Nora y vimos el tráiler de esta película, nos pareció muy divertida y tomamos nota para verla.

Al final, no la vimos en cartelera pero, hace poco, la pusimos en casa con Noel también. Fue todo un descubrimiento para los padres. Creíamos que era solo una película sobre un adulto ejecutivo en el cuerpo de un Bebé muy mono que llega a la casa de una familia en donde se encuentra con un niño de 7 años que intenta desenmascararle para echarle de su casa.

Esa es la parte divertida de la película para los niños, pero realmente hay mucho más. Se trata de un niño de 7 años que tiene todo el amor de sus padres solo para él (24hrs de juegos, cuentos, abrazos, besos… Lo que es un hijo único).

De repente la madre embarazada, tiene un bebé (el Bebé Jefazo) y todo el amor que es solo para el niño mayor pasa a ser compartido… Al principio, el caos de no dormir por culpa de los llantos del bebé y rabietas, se acabaron los cuentos por la noche porque los padres acaban como auténticos zombies tirados en el sofá, dormidos cuando el bebé les deja (¿a alguien le suena?), toda la casa queda monopolizada por todo lo que necesita el nuevo miembro de la familia, etc…

 

La visión de la llegada de un hermano pequeño la cuenta el niño mayor, expresa cómo siente algo de abandono por parte de sus padres pero, a partir de ese pequeño drama (enmascarado con mucho humor para los niños), todo mejora y aprende que tener un hermanito pequeño no está nada mal, que el corazón de los padres se hace más grande y que hay suficiente amor para los dos hijos. En el caso de los niños, aprenden a ser un equipo, a ser hermanos.

También, hay una trama de historia divertida para los niños y adultos en la película entre toda esta simbología.

En el caso de Noel, aún no entiende la historia pero siempre me pide que la ponga porque el bebé le encanta. Le da mucha ternura y se ríe mucho con los gestos que hace.
En cuanto a Nora, dos días después de verla, mientras se estaban bañando los dos juntos, escuché como le dijo a Noel: Antes de que nacieras no quería tener ningún hermano pero después he visto que es muy guay tener un hermanito y me encanta que estemos juntos…

No hace falta decir que, desde la cocina, haciendo la cena, casi me desmayo de la emoción…
Nora ya había aceptado bien a Noel desde hace tiempo (no los primeros meses) pero puede que esta película ayude a muchos niños a darse cuenta que tener un hermano/a pequeño puede ser genial.